Tarta de fresas irresistible

tarta de fresas


Para que una tarta de frutas triunfe, lo principal es escoger la fruta, y en este caso, me daba en la nariz que iba a triunfar. Literal. El olor de las fresas inspiró el postre más visto y no visto de la historia.

Cuando hicimos nuestra incursión de los sábados al mercado, esta vez en el de Bayona, dimos un frenazo en seco ante el puesto de espárragos y fresas de las Landas. (Ya te he comentado en alguna ocasión que este mercado es especialmente bueno en lo que a producto se refiere, todo muy especial por auténtico).
Ahí estaban el entrante y el postre para nuestra fiesta familiar: los espárragos, bien pelados y cocidos, con un chorretón de aceite estaban solucionados y el postre estaría listo mientras preparábamos los primeros.
Así es cómo se hace una tarta de frutas irresistible, en este caso, aquí la receta de:

TARTA DE FRESAS IRRESISTIBLE

INGREDIENTES

  • Para el biscuit:
    2 huevos
    100gr de azúcar
    40 gr de harina
    40 gr de maicena
    1 cucharada de cacao
    1 cucharadita de té de levadura
    20 gr de mantequilla
    una pizca de sal (muy importante en los postres)
    Puedes aromatizar el biscuit con aroma de vainilla o ralladura de limón
  • Para el relleno y cobertura:
    fresas
    gelatina en polvo

HACEMOS EL BISCUIT:

En un bol, mezcla los ingredientes secos:
40g de harina+40 g de maicena+una cucharada de cacao+ cucharadita de té de levadura+la pizca de sal.

En una batidora con varilla:
Bate a punto de nieve: 2 claras + 2 cucharadas de agua fría.
Añade a la mezcla: 100 g de azúcar (y si quieres aromatizarlo, el azúcar avainillado o la ralladura de limón) y vuelve a batir hasta que se mezcle bien.

Mezclar con cuchara de madera o plástico:

Añade a lo anterior las 4 yemas y la mezcla de harina, maicena, etc…
Vierte poco a poco los 50 gr de mantequilla templadita.

HORNEAMOS:

Aprox. 20 min a 190 grados (asegúrate de que está hecho pinchando con un palito, si sale seco, está).

PARA LA COBERTURA:

Escurre y trocea las frutas.
Prepara una gelatina de fresa (según las instrucciones del paquete, no tiene que quedar muy espesa, un poco como una mermelada). Se puede hacer con mermelada, pero es más recomendable la gelatina para que quede más consistente y menos dulce.

MONTAR LA TARTA:

Se le puede añadir al biscuit unas cucharadas de licor al gusto, cereza, mora, fresas…
Cubre la primera capa con las frutas y añade la confitura.

Dejar enfriar y servir. Se puede servir con un poquito de nata, una crema chantilly casera, helado… Y decorar con unas hojitas de menta.

Y con un buen cafetito, ¡a disfrutar de la compañía!

Si quieres una versión más rimbombante de esta tarta, perfecta para grandes reuniones, se puede repartir en muchas porciones: Tarta de fresas (versión de la tradicional Selva Negra).

Más recetas de tartas:

Tarta de cerveza negra checa con crema de queso

Tarta de peras con queso de cabra

La tarta de Marta: tarta de cerezas

Bizcocho con manzana

Tarta de tomates

*