Blanquiazul – El guardían de los sueños

Blanquiazul se ha convertido en motivo de disputa en la casa. (Y estos días tendré que remediarlo para que el pequeñín de la casa tenga su propio cojín para su primer día de cole).
Este cojín, almohada y muñeco ha acompañado a mi hijo el mayor durante su primer año de cole, soportando su cabecita durante la siesta. Su tutora nos recomendó que los pequeños llevasen una almohada que les aportase bienestar y recordase a casa y se nos ocurrió hacer una muy muy especial.


Es muy sencillo de hacer, baratito y entretenido – incluso la puedes hacer con una camiseta que le recuerde a mamá, papá, su primo favorito… -. Recupera telas divertidas, coderas de colores, pintura para tela, botones, fieltro… todo lo que encuentres por casa y sea “cosible” o “planchable”.  Si tienes telas lisas, dales un toque de color círculos y formas hechos con coderas de esas que se pueden planchar.

Deja que tu pequeño o pequeña te ayude a escoger las telas y los elementos decorativos, pensar el animal o el objeto que queréis hacer, recortar o pintar sobre la tela. Y…¡lo demás es coser y cantar!


¡Manos a la obra y suerte! Yo me daré prisilla porque por aquí alguien está impaciente…

 

*